Se acercan los exámenes de tu oposición y te das cuenta en el último momento que no has rendido lo suficiente, o al menos no tanto como  tú esperabas.  No te preocupes, te damos las claves para que esto no suceda con  estos tips para  rendir más en tus estudios de oposiciones.

 

¿Qué ha fallado?

 

Es probable que te hagas esta pregunta cuando la fecha de tu examen está próxima y no has podido estudiar todo lo que tenías previsto.

Has pasado horas y horas delante del temario y te das cuenta de que puede que haya valido de poco.

Debes distinguir también los miedos que te provocan los nervios de la realidad.

Las oposiciones son carreras de fondo, no vale hacer un esfuerzo enorme al principio y luego llegar agotado a la meta.

Sin embargo, tampoco debes ir confiado hasta que veas publicada la fecha del examen y ahí hacer un esfuerzo final.

Ninguna de las dos opciones anteriores es buena opción.

Pero pongámonos en el caso de que llega el momento del examen, has pasado meses y meses estudiando pero, a la hora de la verdad,  te das cuenta de que no has rendido lo suficiente.

Probablemente, si eres primerizo en esto de opositar puede que falles más por ser una situación nueva.

Puede ocurrir lo contrario, el caso de un opositor que lleva varios intentos y que sigue fallando porque los nervios y el cansancio hacen que no sea eficiente.

En ambos casos las soluciones son las mismas.  A continuación te contamos los tips para rendir más en tus estudios.

 

Tips para rendir más en tus estudios

 

Disciplina

Una buena disciplina de estudio, cumplir con los horarios establecidos, madrugar más, salir menos, sacrificar vacaciones, pasar menos tiempo con tu familia y amigos…

Es un esfuerzo enorme que afecta a tu vida, así que debes plantearte si estás dispuesto a sacrificar por un periodo de tiempo relativamente largo todo esto.

 

Planifica

 

Dentro de la disciplina está incluida la rutina (algo que muchos opositores no llevan nada bien).

Planificar está dentro de estos actos rutinarios que hay que hacer diariamente para que no llegues al final con un montón de temas pendientes por estudiar.

 

rendir más estudios

Sin una buena planificación vas a dejar temas sin estudiar, vas a acumular estrés, vas a dormir mal si intentas dejar todo para el final y empiezas a quitarte horas de sueño.

Por lo que el estrés, la ansiedad, el mal humor y las prisas van a hacer que eches por tierra todo el trabajo que habías hecho anteriormente.

 

Por eso es bueno que hagas una lectura entera del temario y veas desde el principio cuáles son los temas en los que crees que vas a dedicarles más horas.

Sabiendo esto, es más fácil hacer después una planificación más real.

No es lo mismo estudiar un tema que has visto ya en tus estudios anteriores que un tema nuevo que no te suena de nada y, además, se te hace pesadísimo.

Además, una buena planificación va a hacer que tengas más horas para ti y puedas disfrutar de momentos de ocio y descanso.

Planificando adecuadamente, sacarás provecho a tu tiempo, aunque tengas poco, pero será un tiempo productivo.

 

Motívate

 

En periodos de estudios tan largos, es imprescindible que estés muy motivado, que tengas claro por qué te presentas a la oposición y cuáles son tus objetivos.

Puedes recordártelo todos los días al acostarte y al levantarte, incluso puedes ponerte un cartel que tengas a la vista mientras estudias, con tus motivaciones para conseguir la plaza y tus objetivos.

Incluso puedes hacer una lista de todo lo que puedes hacer cuando ya tengas la plaza y un  horario laboral que te permitirá hacer un montón de cosas que  tu antiguo trabajo o tu situación actual no te permiten.

 

 

Descubre la técnica de estudio que más se adapte a ti

 

Para rendir más en tus estudios, este es un  punto muy importante a tener en cuenta desde el primer momento.

Cerca de la fecha del examen no estás como para perder el tiempo en hacer experimentos.

Haz la prueba con diversas técnicas de estudio. Ten en cuenta que algunas no te van a ser igual de útiles para estudiar la Constitución que para estudiar un tema que nada tenga que ver con artículos y leyes.

Puedes buscar infinidad de técnicas en YouTube. Seguro que alguna se adapta a ti. 

 

Si descubres cuál es la técnica  que mejor se adapta a ti desde el primer momento, ganarás muchísimo tiempo.

 

 

Descansa

 

Para comprender y asimilar todo lo que estudias debes descansar.

Los descansos hacen que retengas todo lo aprendido. Además, necesitas descansar y moverte de la silla, para no tener problemas de salud a causa del sedentarismo.

Es importante que no olvides programarlos en tu planificación.

Si no descansas adecuadamente estarás agotado tanto física como psicológicamente y este es uno de los motivos para abandonar los estudios.

En este post te explicamos cómo vencer el agotamiento psicológico cuando está próxima tu fecha de examen.

También es muy importante es que descanses el día antes del examen.

No vas a hacer casi nada productivo ese día, y si llegas al examen relajado y sin nervios, habiendo dormido bien, tendrás mucho ganado a la hora de enfrentarte a él.

Por el contrario, si llegas al final intentando meterte en la cabeza cinco temas de golpe la noche antes, es muy probable que hayas perdido el tiempo, te enfades contigo por haber hecho un esfuerzo inútil y, si has podido retener algo, será una mínima parte.

 

 

Estudia en un lugar adecuado y cómodo 

 

En el post anterior hemos hablado extensamente sobre ello, así  que te remitimos a él para que veas cómo influye en el rendimiento que tengas un entorno adecuado en el que estudiar.

 

 

Evalúate

En varios sentidos.

Por un lado haz evaluaciones y test a menudo y desde el principio, controla y evalúa tus conocimientos para poder hacer hincapié en los conceptos o temas que tienes menos claros.

Por otro, sé honesto contigo y no te autoengañes. Evalúa tus capacidades, si cumples tu planificación, si te estás saboteando. Y lo importante es rendir más en tus estudios de oposiciones.

Esto te vendrá muy bien para  conocerte mejor y saber qué es lo que tienes que mejorar para rendir más en tus estudios.

 

Comparte conocimientos

 

Estudiar una oposición tú solo puede convertirse en un error.

rendir más estudios

Si no vas a una academia, pero tienes un amigo o conocido que también está opositando (incluso a través de las redes sociales se forman grupos de estudio), puedes compartir tiempo de estudio con ellos.

Evitará que te quedes encerrado en la guarida todo el día, te hará salir a la calle, te hará socializar, aunque esta socialización se base en el estudio, y te hará compartir tus conocimientos y te hará rectificar tus errores.