Tips para aprender a estudiar una oposición

Estudiar es algo que llevamos haciendo toda la vida. Pero ¿te has parado a pensar si sabes estudiar bien? Aprender a estudiar es la clave para poder aprobar una oposición.

Con estos tips para aprender a estudiar te va a resultar más fácil enfrentarte a tu oposición desde el primer momento.

Prepárate física y mentalmente para afrontar el estudio de las oposiciones

 

aprender estudiar oposición

 

Si destacamos en primer lugar este punto es porque primeramente tienes que  plantearte esfuerzo que conlleva preparar unas oposiciones si te lo quieres tomar en serio.

Por esto es muy importante que te prepares tanto física como mentalmente para afrontar este reto.

Sí, para aprender a estudiar una oposición hay que estar preparado. 

 

Cómo ponerse en forma física y mentalmente

-Duerme las horas necesarias para estar descansado

-Aliméntate adecuadamente.

-Haz ejercicio. Si no puedes todos los días, al menos camina media hora.

-Empieza a practicar ejercicios de relajación, respiración y mindfulness.

-Entrena tu mente con otros ejercicios que no tengan que ver con la oposición.

-Haz siempre un hueco para tu vida personal y para salir a tomar el aire todos los días.

 

Lee el tema y extrae una visión general del mismo

 

Antes de ponerte a hacer un resumen, es importante que leas varias veces el tema.

-Realiza una primera lectura.

-Vuelve a leerlo por segunda vez y subraya las palabras o conceptos claves.

-Relee de nuevo el tema e identifica las partes que no tienes demasiado claras o crees que puedes tener más problemas a la hora de estudiarlas.

– Haz anotaciones al margen en los puntos que crees que puedes ampliar.

 

Identifica los conceptos principales

 

Para ello te será muy útil hacer microesquemas en los que aparezca:

-Índice

-Título de los capítulos

-Subtítulos

-Palabras clave

-Datos a ampliar.

 

Encuentra tu método de estudio

 

aprender estudiar oposición

 

Hay muchas técnicas de estudio y puedes utilizarlas combinadas o individualmente.

Empieza desde el principio a probar todas y mira cuál es la que mejor se adapta a ti.

Ten en cuenta que tienes que combinar técnicas que hagan que tu tiempo estudiando sea totalmente provechoso y que potencien tu concentración y memorización.

Date un tiempo en probar y ver cuál es la que te resulta más efectiva, y mantenla.

No andes probando técnicas de estudio nuevas con el examen cerca.

En anteriores post te hemos ido explicando con mayor profundidad algunas técnicas de estudio.

 

Principales técnicas de estudio

 

-Subrayado

-Resumen

-Mapas conceptuales

-Flash card

-Dibujos

-Audios

-Técnicas nemotécnicas

-Autoevalución

-Explicar el tema en voz alta a alguien, etc.

 

Crea tu temario

 

aprender estudiar oposición

 

Está muy bien guiarse por el temario, pero seguro que puedes ampliarlo tanto si estudias en una academia como si estudias solo.

Ten en cuenta que si buscas en Internet, debes contrastar muy bien la información, no te quedes con lo primero que encuentres, porque puede ser erróneo.

Si amplias con bibliografía es más seguro, pero siempre debes tener en cuenta que la información esté actualizada.

 

 

Planifica y mide tu progreso

 

Planificar las horas de estudio y lo que vas a estudiar cada día, semana o mes, hará que, puedas tener controlado tu tiempo de estudio y el tiempo que dedicas a tu vida personal.

También es importante, porque en todo momento sabrás en qué punto estás, si vas con retraso o has avanzado.

Además, de este modo, si vas cumpliendo los objetivos te darás cuenta de que tu estrés se reducirá y estarás de mejor humor porque verás el avance que has logrado.

 

Mantén la autodisciplina sin caer en la exagerada autoexigencia

 

Es muy importante que encuentres el punto medio entre ambas.

Mantener la autodisciplina va a llevar a que cumplas tus objetivos y esto es algo ideal y muy motivador.

Sin embargo, si tu postura se basa en la autoexigencia, si no cumples los objetivos que te has marcado puede llevarte a la ansiedad e incluso a la depresión.

Tienes que ser flexible, no compararte con nadie y tener claro que no te puedes dejar la salud en el estudio.

Por este motivo te van a venir muy bien los ejercicios de respiración y meditación.

Y, si eres autoexigente, el mindfulness va a hacer que estés centrado solo en el aquí y el ahora, en lo que estás haciendo en este preciso momento, lo que te evitará más de un ataque de ansiedad.

 

Haz de tu entorno de trabajo un lugar ordenado y saludable

 

El orden tanto en tu mesa de trabajo como en tu ordenador va a hacer que ahorres mucho tiempo en buscar papeles, cuadernos, libretas, carpetas de archivos, etc.

También va a ayudarte a concentrarte mejor, ya que un entorno saturado de papeles y caos alrededor te lleva a actuar de la misma manera en tu estudio.

Si tu entorno es saludable, te encontrarás mejor, tu concentración se potenciará y te apetecerá estudiar sin acabar agotado.

 

-No estudies en la cama.

-Ten limpia y ordenada tu mesa de trabajo.

-Ventila la habitación.

-Mantén una temperatura agradable, que no sea calurosa.

-Estudia, siempre que puedas, con luz natural.

-Evita los efectos dañinos de la luz azul.

-Mantén una posición correcta de la espalda y de las piernas, haz estiramientos de vez en cuando y marca tiempos para hacer descansos y levantarte de la silla.

-Si tu entorno no es el adecuado, por ejemplo en verano si no tienes aire acondicionado, siempre puedes ir a una biblioteca.

-Evita los ladrones de tiempo. Saca fuera de la habitación y apaga el móvil, tablets, apaga el ordenador cuando no lo necesites, no estés conectado a Internet si no es necesario, etc.

 

Con estos tips para aprender a estudiar una oposición esperamos que el tiempo que le dedicas al estudio sea más agradable y productivo.

Solo tienes que probar y cuando vayan encajando todas las piezas, te darás cuenta de que puede ser más fácil de lo que pensabas.

¡Animo y a por tu plaza!