A la hora de elegir qué oposición estudiar, es necesario abordar esta decisión desde varias perspectivas y sopesar muy bien los pros y los contras para seleccionar la mejor oposición que se adapte a ti, ya que, además del tiempo que vas a estar preparándola, esta te llevará a un trabajo en el que estarás muchos años. 

Sin embargo, ante la enorme cantidad de plazas que se han convocado últimamente parece que es fácil elegir y que, incluso, podrías presentarte a varias (cosa que no te recomendamos), pero estarías cometiendo un error ya que, al final, lo normal es que desistas de todas.  

Además, en grandes convocatorias como la actual, tienes que contar con que va a haber muchísima competencia, sobre todo si no tienes tiempo de prepararlas y llevas tiempo sin estudiar.

ALGUNAS CUESTIONES QUE DEBES PLANTEARTE

En primer lugar, considera que es un trabajo fijo, y que ello te reportará muchos beneficios, como seguridad, un sueldo aceptable, tiempo para conciliar… por eso también debería gustarte el trabajo que vas a desempeñar, siempre es más fácil y agradable que sea así.

Hay oposiciones que está claro que son vocacionales y que para ello te has formado antes: profesores, jueces, médicos, enfermeros, administrativos, etc. Evidentemente, el temarioserá mucho más fácil y asumible.

Por supuesto debes tener muy en cuenta si esa oposición te puede obligar a cambiar de lugar de residencia y estás dispuesto a hacerlo.

Consulta las plazas que hay  y cuántas personas se presentaron en convocatorias anteriores.

Opta por la que sea más acorde con tu titulación , y no te presentes a las que sean de inferior categoría, pensando que puedes ir escalando en las oposiciones de promociones internas. La razón de ello es que tendrás más competencia al ser más asumibles los temarios.  

Al hilo de esto, lo siguiente, es ver el temario . Si ya te has presentado a otras oposiciones puede que parte lo tengas ya estudiado, por ejemplo temas como la Constitución, legislación, etc., que son comunes en muchos. Muy importante es saber si debes preparar tú el temario, o ya hay temarios preparados que puedas comprar, o si te vas a estudiar por libre o te vas a preparar en una academia.

seleccionar la mejor oposición

Sé realista y no te autoengañes: ¿realmente tienes tiempo y ganas de meterte de lleno a ello?

Si tu respuesta es “no mucho, pero me presento a ver qué pasa”, considéralo una pérdida de tiempo, de esfuerzo y de dinero. La opción más adecuada en este caso, es que te informes de la periodicidad  con la que se convocan estas oposiciones y estudiarlas tranquilamente con tiempo.

Si tu respuesta ha sido un “sí” rotundo, y tienes tiempo y ganas, ve a por ello sabiendo que vas a tener que dedicar tu día al estudio casi por completo. Aquí te recomendamos que vayas a por las oposiciones más exigentes.

En el caso de que trabajes y tengas menos tiempo, aunque muchas ganas, probablemente sea mejor optar por oposiciones con temarios más llevaderos.

seleccionar la mejor oposición

Finalmente, cuando hayas seleccionado la mejor oposición que mejor se adapte a ti, mentalízate: puedes aprobar:.

¡A por tu plaza!