No queremos dejaros con la curiosidad, hoy os traemos la segunda parte del post de nuestra viajera. Y es que la preparación a oposiciones no sólo requiere de libros y ganas, sino de entretenimiento.

La importancia del presupuesto cuando estás en plena preparación a oposiciones

Hay que dejar todo calculado y atado. Tener  el dinero suficiente para el viaje, pero con la cabeza fría. Dejar además un ahorro para poder empezar una oposición. Libros, matrículas, academia, tasas y poder sobrevivir un tiempo mientras buscas un trabajo a tiempo parcial. Tened en cuenta que preparar las oposiciones no es cosa barata. Y es que tenemos claro que invertiremos por algo que valdrá la pena, pero no es poco.

Según lo que estés dispuesto a gastarte, podrás elegir una u otra opción. Contando siempre que puede surgir algún imprevisto. Además de saber el tiempo que quieras estar viajando, y ambas cosas van de la mano

Tipos de billetes

La ventaja del Interrail es que nos da la posibilidad de elegir los días que quieras viajar. Siempre se cuentan los días que viajas en tren, no los días naturales. Es decir, si compras un billete de siete días, puedes gastar esos siete días a lo largo de un mes como tú quieras.

Cómo ves tienes múltiples opciones, y claro, el precio varía según la opción que elijas. Además la propia empresa te ofrece distintos descuentos. Algunos ya fijos como para los menores de 27 o mayores de 60 años o en fechas puntuales. Por eso, siempre, y recordad esto, siempre tenemos que estar informados. Así no se escapa ninguna oportunidad.

Una vez que hayas elegido tu billete, te registres y lo compres, llegará en unos días a tu domicilio ¡No tienes que moverte de casa!

Dado que eran varios los países que queríamos recorrer, elegimos el billete de 7 días en un mes. Así nos asegurábamos tener viajes para todos los países y, en caso de que surja algún cambio, no gastar más de lo necesario.preparación a oposiciones

Ruta

Lo bueno de hacer un interrail es que te ayuda a organizar tu viaje. Primero porque se dispone de un mapa ferrovial por Europa. Indica qué trenes puedes coger. Segundo, todas las rutas, horarios de trenes y recomendaciones las puedes ver no sólo en la página web, sino en una app para el móvil. 

Nuestra ruta se compuso por 7 países, Alemania, Polonia, República Checa, Hungría, Croacia, Serbia y Bulgaria. Os recomiendo que nunca empecéis en el propio país. En este caso España. Si queremos ahorrar tiempo y dinero la mejor opción sería coger un vuelo hasta el lugar deseado, pasar unos días y entonces subirte al tren. Supongo que pensarás que es un gasto más e inútil. Para nada. Después de analizar varias webs y buscadores de vuelos y hoteles nos decantamos por www.skyscanner.es. ¿Por qué? Comparándola con otras, vimos que su búsqueda era más rápida y eficaz. Podrías elegir destino y poner como franja un mes, así verías todos los vuelos, horarios y precios que hay. Por otro lado, es una de las compañías que más opciones te ofrece. La recomendaría sin duda. Y creedme cuando os digo que no le estoy haciendo publicidad, simplemente estoy contenta con el servicio que he adquirido. Si tenemos muy claro las fechas de nuestro viaje, lo suyo sería comprar ida y vuelta.

Así fue como empezó nuestra aventura. El primer tren salió desde Berlín acabando el viaje en Sofía.

Alojamientos

Ni se os ocurra reservar habitación en un hotel. Definitivamente no vale la pena. Al menos, claro, que os sobre el dinero, pero si así fuera no estaríais leyendo este post y no tendríais que pensar tanto en la preparación a oposiciones.

Dependiendo del número que seáis, podéis pensar en un hostal/albergue o alquiler un piso/casa.  Nosotros claramente optamos por Airbnb y Booking. Esta segunda es la que más hostales ofrece en Europa. Creemos que puede ser porque es la más conocida, pero sus alojamientos te indican cuando puedes cancelar las reservas, incluso soluciona los incidentes rápidamente. Aunque obtienes los resultados con tiempo.

Pero, lo más divertido y barato, aunque también incómodo, era dormir en el tren. Es lo recomendable, viajar de noche y dormir en el tren. Es una manera sencilla de ahorrar en tiempo y que tu bolsillo no sufra. Por otro lado conoces un montón de gente de todas partes del mundo. No os podéis ni imaginar lo mucho que disfrutamos con ellos y lo que aprendes. Además conocí a ¡OTROS OPOSITORES! Compartimos mucho juntos. Nos aconsejamos y seguimos en contacto.

¿Cómo ahorramos?

Básicamente nuestro mayor ahorro se dio por los alojamientos y los vuelos tan baratos que conseguimos. Pero os dejo unos tips que son de gran ayuda. Si los aplicas, triunfas:

– Escoge alojamientos con cocina. Así podrás hacer la compra en el supermercado.

– Busca los barrios más multiculturales. Hay restaurantes y pubs de todo tipo y muy económicos.

– Evita ir a lavanderías. Si alquilas un piso o casa intenta que tenga lavadora.

– Hay cientos de tiendas de souvenirs. Busca aquellas que estén más escondidas. Los precios pueden variar hasta el € comparado con aquellas por el centro.

– Utiliza Google Maps y evita los “Free Tour”. Ya que al final, no son tan “Free”.

– Si eres desempleado y/o estudiante, puedes visitar los museos estatales gratis o por un precio casi ridículo.

– Lleva siempre contigo un sándwich/fruta, cualquier tentempié y una botella de agua. Así evitarás cualquier compra innecesaria.

¿Qué visitamos?

Es obligatorio pasar por los cascos antiguos de cada ciudad. Aprenderás y verás grandes maravillas. Recorre los barrios multiculturales. Tu paladar entrará en el paraíso.  Y sin duda, busca la diversión en los edificios y naves abandonadas.

Espero que esto os haya ayudado y que no perdáis la oportunidad de viajar. Si empiezas a opositar apenas tendrás tiempo para aventuras de este tipo.

¡Mucha suerte a todos!