Estudiar unas oposiciones no es solo cuestión de memoria. La inteligencia también cuenta y es importante saber potenciarla.

Hoy te contamos algunos tips, de los que puedes aprovecharte para el estudio de tu oposición, y que puedes hacer en tu tiempo de ocio e, incluso, incorporarlos como tal.

 

¿Qué es la inteligencia?

Como no hay una sola definición de la inteligencia, vamos a referirnos, por el momento, a las diversas acepciones que le da la Real Academia de la Lengua a esta palabra.

Las que nos  interesan para el tema que estamos tratando son:

  1. Capacidad de entender o comprender.
  2. Capacidad de resolver problemas.
  3. Conocimiento, comprensión, acto de entender.
  4. Sentido en que se puede tomar una proposición, un dicho o una expresión.
  5. Habilidad, destreza y experiencia.

Como ves, todas estas definiciones encajan perfectamente en las cualidades que tiene que tener un opositor para estudiar sin problemas.

Potenciar la inteligencia para un significa:

 -Potenciar la capacidad de aprender

-Saber razonar

-Tener un pensamiento crítico

-Capacidad emocional

-Ser creativos

– Poder resolver problemas de forma innovadora.

-Utilizar la lógica.

-Manejar el pensamiento abstracto.

-Saber planificar.

-Tomar decisiones

-Apreciar la realidad desde diferentes perspectivas, etc.

 

Tips para potenciar tu inteligencia

No pienses que la inteligencia es algo innato. El cerebro está dotado de una característica que le hace apasionante: su capacidad de ser un órgano de una gran plasticidad.

Este es el motivo que puede cambiar y modificarse y todo ello se hace gracias a las experiencias que tengamos y el aprendizaje. Pero hay un factor determinante y que en el estudio de las oposiciones es muy importante: el entrenamiento.

Por este motivo, tú puedes aumentar tu flexibilidad y con ello tus capacidades y habilidades cognitivas a base de entrenamiento.

Es decir, tienes que tener el hábito y mantenerlo como rutina. Pero no por ello tiene que ser aburrido.

Tips para potenciar tu inteligencia.

 

Experimenta nuevas situaciones

Si siempre haces lo mismo, si siempre vas a los mismos lugares y siempre estás con las mismas personas, tu cerebro no tendrá nuevos estímulos.

Al tener nuevas experiencias y vivencias, se crean nuevas conexiones cerebrales ya que tiene que procesar la nueva información.

Por ejemplo, viajar a países que tengan una cultura diferente hará que experimentes nuevas sensaciones en todos los sentidos, por lo que tu mente estará más atenta, se abrirá para recibir toda esta información.

Es entonces cuando esta nueva experiencia pone en marcha todos los mecanismos de los que te hemos hablado para comprenderla y asumirla como propia.

Al conocer a personas de diferentes creencias, edades o lugares y en situaciones diferentes, pondrás en marcha mecanismos como la inteligencia emocional, la empatía, el pensamiento crítico, las habilidades sociales, etc.

 

Aprende cosas diferentes a lo que estás acostumbrado

Imagínate que eres una persona  muy seria que está se está preparando oposiciones a judicatura, por ejemplo.

Tu mente, probablemente siga unos esquemas rígidos y ordenados, porque este hecho lo requiere.

Pero si, de repente le añades un elemento sorpresa (te apuntas a clases de violín) o te pones a estudiar neerlandés, por ejemplo, estás retándote a ti mismo.

Cuando aprendes un idioma nuevo, o cuando tienes que tocar un instrumento, o te puede apetecer bailar claqué, necesitas estar completamente atento a lo que estás aprendiendo.

Además tienes que ejercitar la memoria, ya que vas a tener que recordar a base de práctica (es lo mismo que cuando hablábamos en un post anterior sobre el repaso).

Pero no solo esto, sino que otras habilidades como la coordinación, la creatividad, etc. se ponen también en marcha.

 

Ejercita tu cuerpo y tu mente

Sí, es cierto: “Mente sana en cuerpo sano”.

Cuando haces ejercicio físico, tu cerebro se está oxigenando y tu estrés se rebaja.

El que tu cuerpo se encuentre en buen estado de salud y tengas hábitos saludables, harán que tu cerebro esté también más sano.

potenciar inteligencia

Si haces, además, ejercicios mentales, no solo el que recuerdes listas de cosas o números de teléfono, sino que juegues al ajedrez, hagas crucigramas u operaciones matemáticas de memoria, estarás ejercitando tu cerebro.

 

Utilizando, además, las reglas nemotécnicas, estarás potenciando más la creatividad.

 

Descansa adecuadamente

Ya hemos hablado en múltiples ocasiones sobre el descanso, dormir las horas adecuadas y hacer descansos mientras estudias.

El cerebro necesita repararse durante el sueño y hace pequeños reseteos durante los descansos.

De este modo, estará más receptivo a recibir nueva información y nuevas habilidades y tú estarás menos cansado.

Cuando duermes y cuando descansas el cerebro está procesando la información que ha recibido durante el día, es decir, está aprendiendo y está memorizando. Está actuando para conservar la memoria a largo plazo.

Por este motivo nunca te olvides de dedicar tiempo para ti y tu ocio.

 

Potencia tu creatividad

Lo puedes hacer de muchas formas. Desde haciendo deporte o aprender un idioma, al realizar cualquier disciplina artística e, incluso, mientras estudias las oposiciones.

Si en los mapas mentales los llenas de dibujos, o utilizas reglas nemotécnicas, estarás potenciando tu creatividad y el contenido de lo que estás estudiando se va a fijar mejor en tu memoria.

 

Rétate a ti mismo

El buscar el camino más cómodo y fácil no te va a aportar mucho. Sí, puede que realices lo que te habías propuesto, pero el camino será bastante aburrido.

Si te retas y escoges el camino difícil, te toparás con problemas u obstáculos. Entonces tu capacidad resolutiva y tu creatividad para superar el problema se pondrán en marcha.

Podrás valorar el problema desde diferentes perspectivas, tendrás un pensamiento crítico, y un planteamiento emocional ante el problema.

De nuevo intervendrán muchos mecanismos que hacen que tu inteligencia se potencie.

Al resolverlo también verás más efectos positivos: tendrás una mayor autoconfianza, ya que sabrás que utilizando tu cerebro de manera adecuada, puedes solucionar problemas o vivir experiencias que creías que nunca podrías realizar.

 

Medita

Al contrario de lo que muchos piensen, la meditación te hace estás más despierto, más atento al mundo que te rodea en el momento en que estás viviendo.

Es decir, te vas a centrar en el aquí y ahora.

Se han hecho múltiples estudios sobre los beneficios de la meditación en el cerebro, y este durante la meditación se resetea y funciona mejor después de meditar.

Uno de los motivos es que rebaja los niveles de estrés, que es el que hace (a través del cortisol) que perdamos la concentración y que nuestra memoria sea mala.

Una vez tengas el hábito de meditar, lo harás fácilmente y en cualquier situación. No hace falta que te sientes en la postura del loto y cierres los ojos, sino que incluso en el autobús puedes ir meditando.

No te olvides tampoco de los ejercicios de respiración y relajación que complementan a la meditación para rebajar el estrés.

Así que no tienes excusa para decir que no vas a aprobar unas oposiciones porque no te crees lo suficientemente inteligente.

La inteligencia se trabaja y tú puedes hacerlo.