Si quieres trabajar en una prisión pero no conoces que funciones tiene un funcionario de prisiones  y ese desconocimiento te provoca algo de recelo o temor, en este post, te explicamos primero en qué consiste el trabajo de un ayudante de instituciones penitenciarias, seguidamente, si te convence el trabajo a desempeñar, te indicamos la oposición  que deberías prepararte para trabajar en ello y además te aportamos la experiencia de un trabajador con bastantes años de servicio.

Como ya sabéis toda aquella persona que se presenta y aprueba una oposición cuenta con una serie de ventajas como son, conseguir un trabajo estable, con una buena remuneración y la posibilidad de conciliar vida laboral con familiar.

Son tres buenas razones para plantearse en serio la preparación de una oposición.

 

Oposiciones funcionario de prisiones 2019

 

Oposiciones funcionario de prisiones 2019

Para ir centrándonos en las funciones a desempeñar por un funcionario de prisiones hay que decir que una vez aprobada la oposición existen diferentes unidades donde poder desempeñar los trabajos que mencionamos a continuación:

  • Jefe de Servicios.
  • Jefe de Gabinete del Director.
  • Educador.
  • Coordinador de Servicios de Interior: Vigilancia y Seguridad.
  • Jefe Área Mixta: contacto con internos, economato, vestuarios…
  • Jefe de Oficinas.
  • Oficinas: Trámites administrativos y burocráticos.
  • Sobre Vigilancia: seguridad del centro, mantenimiento del orden, observación de los internos, recuentos…
  • Vigilancia I: hay mayor contacto con los internos.
  • La Vigilancia II: además atienden también a visitantes.

Oposiciones funcionario de prisiones 2019

Las personas que obtienen su plaza, eligen por orden de puntuación el centro que más les convengan por localización o por el puesto en sí que se oferte.

El sueldo neto que cobrará un funcionario al aprobar la oposición y ocupar su plaza como funcionario de carrera es de 1.700 euros mensuales aproximadamente.

Por último, en cuanto a los módulos que  podéis encontrar, os explicamos la diferencia entre algunos de ellos gracias a la experiencia de un trabajador, llamado, J.F., que ha estado en dos de las cárceles más importantes de España:

“…El módulo de los jóvenes, chicos entre 18 y 21 años,  no es tan conflictivo como se puede llegar a imaginar a pesar de la impulsividad, juventud, hormonas…

En cuanto al módulo de aislamiento, desde su experiencia tanto en Madrid como en Alhaurín, comenta que es el peor ya que ahí es donde se encuentran los presos más peligrosos, personas que tienen condenas de hasta 30 años de prisión.

Los módulos de Respeto son los más cómodos para trabajar porque requieren menor vigilancia por parte de los funcionarios, solo van los presos que han cometido delitos de segundo grado o menos y tienen buen comportamiento, tienen libertad de horarios y diversidad de actividades…”

Esperamos haber aclarado un poco más la función que desempeña el funcionario de prisiones y haberos animado a optar por una de estas plazas.