¿Sabes si eres un opositor con “Flow”? ¿Quieres conseguir alcanzar este estado cuando estás estudiando tus oposiciones?

En el post de hoy descubrimos cómo puedes alcanzar el “estado de Flow” para que el estudio de tus oposiciones sea agradable y no se haga cuesta arriba.  

 

¿Qué es el “estado de Flow”?

Este término fue acuñado por el psicólogo y profesor Mihály Csíkszentmihályi.

El “Flow” (o el flujo) se da cuando entramos en un estado mental (“la zona”) en donde estamos totalmente inmersos y abstraídos con la actividad que estamos llevando a cabo.

Nos implicamos tanto en lo que estamos haciendo que enfocamos toda nuestra energía y creatividad en su realización y esta es la causa por la que tenemos éxito en esa tarea.

Como es una actividad gratificante no hay motivos para creer que no es una actividad que sea difícil realizar, por lo que no se tiene noción de gastar mucho esfuerzo y energía en llevarla a cabo.

Al estar absortos en la tarea, estás disfrutando de ella, por eso tenemos la sensación de que el tiempo parece que pasa muy deprisa.

Por todo lo anterior alcanzar estar en esta zona en la que alcanzamos el “Flow” nos llevará a tener una sensación de bienestar muy agradable.

Nadie mejor que el mismo profesor para explicar qué es el “Flow”.

 

Oposiciones con mucho “Flow”

Son varios los factores que intervienen en este estado y que puedes trasladar al estudio de tu oposición.

 

Motivación

Cuando estás motivado por lo que estudias y te apetece estudiar no solo para presentarte al examen y olvidarte, sino por interés también por aprender y por el trabajo que vas a realizar, disfrutarás del aprendizaje.

 

Objetivos alcanzables

Para que puedas fluir en el estudio, tienes que marcarte unos objetivos que puedas realizar y que no sean de extrema dificultad.

Por este motivo, si planificas solo a largo plazo, el estudio de tu oposición puede resultar inabarcable.

Pero si vas planificando a corto plazo, puedes alcanzar tus objetivos planificados sin dificultad, por lo que pondrás en marcha todas tus habilidades para realizarlos y no te costará mucho esfuerzo.

Para que se dé el estado de Flow se requiere que no haya ningún grado de complejidad en lo que se está haciendo, por lo que te aburrirías y no alcanzarías este estado.

Sin embargo, si a lo que te enfrentas tiene cierto grado de complejidad (no tanta como para dejarlo por imposible) resultará un reto divertido.

De este modo, el elegir una oposición que te guste y que esté al alcance de tus conocimientos y tus expectativas es importante.

 

Concentración

Encontrar un lugar tranquilo donde estudiar y en el que te puedas aislar para concentrarte solo en tu estudio y apartar en el tiempo de estudio los ladrones de tiempo para que no tengas ninguna tentación ni motivo de distracción hará que sea más fácil concentrarte para poder fluir.

El tiempo que estamos concentrados totalmente no suele ser más de media hora, por este motivo, intenta que en esa media hora solo te centres en lo que estás haciendo.

Después haz un descanso y vuelve a retomar la tarea.

De todos modos, al principio de empezar a estudiar tu oposición te costará más, pero cuando veas que vas cumpliendo tus objetivos, que lo entiendes, que dominas la materia, podrás estar más tiempo concentrado en ello.

También lo disfrutarás más, porque te agobiarás menos ya que verás que vas cumpliendo tus objetivos.

No significa que siempre vayas a cumplir con tu planificación tal y como la habías estructurado.

Puedes permitirte tener fallos y que si los tienes no te afecte.

Imagínate una bailarina o un deportista de élite. Para alcanzar las metas tienen que entrenar mucho.

Y parte de ese entrenamiento consiste en cometer errores para poder rectificarlos e intentar alcanzar la perfección.

Pero si no disfrutaran con lo que están haciendo tendrían menos posibilidades de alcanzar el éxito que si cometen fallos y rectifican.

 

No te enfoques solo en la meta

 

oposiciones flow

Para que el estado de “Flow” puedas mantenerlo durante todo el tiempo en el que estás preparando tu oposición, debes tener una meta.

Sin embargo, lo que te tiene que motivar es el proceso de estudio, tienes que aprender a disfrutar de él.

Si solo piensas en la meta (obtener una plaza y ser funcionario) puedes estresarte, y no disfrutarás del proceso.

 

 

Te generará ansiedad y se romperá el estado de “Flow”.

Así que ya sabes, si quieres que tus oposiciones tengan mucho “Flow” disfruta del camino.