La facilidad de acceso a la información que tenemos en la palma de nuestra mano hace que seamos propicios a olvidar. Para que ello no te ocurra en el estudio de tus oposiciones, te contamos cómo puedes evitarlo.

 

¿En qué consiste el “efecto Google”?

En muy pocos años nos hemos acostumbrado a tener a nuestro alcance, a un simple golpe de click toda la información que necesitamos en cualquier momento.

Ya no hace falta consultar un libro o una enciclopedia, es más, probablemente hayas consultado una información similar hace algunos pocos años en un libro, pero seguro que ya no recuerdas ni el libro.

En el año 2011 Betsy Sparrow (Universidad de Columbia), Jenny Liu (Universidad de Wisconsin) y Daniel Wegner (Universidad de Harward) son los que le ponen nombre a este fenómeno.

En un artículo publicado en la revista Science  titulado “Google Effects on Memory: Cognitive Consequences of Having Information at Our Fingertips” hablan sobre este efecto y las consecuencias que tiene en la memoria.

Veamos qué consecuencias puede tener el efecto Google en el estudio de tus oposiciones. 

Consecuencias a nivel cognitivo del “efecto Google”

Una de las consecuencias es la dependencia absoluta que tenemos de Internet. Veamos las consecuencias que el efecto Google puede deparar en el estudio de las  oposiciones. 

Al saber dónde encontrar la información la memoria se relaja pero, curiosamente, en el estudio que hicieron con estudiantes de Columbia y Harvard, constataron que los estudiantes se esforzaban más por recordar dónde encontrar la información que por recordar la propia información.

Werger ya anticipó en 1985 con su teoría de la memoria transactiva que, en un equipo, un miembro que sabe que otro tiene un conocimiento sobre una materia similar al suyo tiende a despreocuparse de recordarlo, ya que la otra persona lo hará. Era

 

Estudio sobre el efecto Google

En el estudio, hicieron dos pruebas a los estudiantes.

En la primera, a la mitad de ellos les dijeron que los datos se guardarían en el ordenador, mientras que a la otra mitad le hicieron creer que esta información se perdería sin remedio.

Efectivamente, los estudiantes que creyeron que la información se perdería fueron los que más la retuvieron.

La siguiente prueba consistía en que los estudiantes deberían escribir en un ordenador preguntas y respuestas.

Unas se borraban, otras se archivaban en un lugar genérico y otras se archivaban en un lugar concreto.

Los estudiantes recordaban mejor las preguntas y respuestas que se habían borrado que las que se habían guardado, aunque no supieran en qué archivo.

Posteriormente se realizó otra prueba similar, concluyéndose que se recordaba mejor dónde estaba almacenado una información más que la propia información.

 

Las ventajas e inconvenientes de utilizar buscadores como Google

 

efecto Google oposiciones

 

Ventajas

-Miles de entradas de información llegan a ti en un tiempo mínimo.

-Tienes acceso a la información desde cualquier punto en el que tengas una conexión.

-El lugar de almacenaje de información ocupa lo que ocupa un Smartphone.

-No solo vas a acceder a información escrita, sino que también puedes acceder a  información audiovisual, sonora o fotográfica.

-Tú mismo puedes intervenir en esa información. Puedes crearla o modificarla, no hay mayor ejemplo que Wikipedia.

-Puedes modificar y editar todo tipo de archivos.

 

 Inconvenientes

-No es oro todo lo que reluce. El posicionamiento que hace Google en las primeras posiciones de determinados enlaces no siempre es el mejor por el contenido. A veces hay que buscar mucho para obtener la información más veraz.  

-Con todo este enorme volumen de información también encontrarás un volumen muy grande de información manipulada, incompleta o sesgada.

Últimamente se está hablando mucho de la “desinformación” en la red y la manipulación de noticias. Lo vemos todos los días.

-Pasamos demasiado tiempo buscando información absolutamente innecesaria.  

¿No te ha ocurrido muchas veces estar hablando con otras personas y sacar el móvil para buscar algún dato irrelevante que ha salido en la conversación?

-El tiempo que estamos navegando de una página a otra hace que, al final, no sepamos qué era lo primero que habíamos ido a buscar.

 

Por qué evitar el “efecto Google” en el estudio de tus oposiciones

 

Estudiar las oposiciones es cierto que requiere de un gran esfuerzo mental, pero si te presentas por primera vez y, sobre todo, si has pasado tiempo sin estudiar, el “efecto Google” te puede jugar alguna mala pasada.

Puedes evitarlo, pero está claro que tienes que poner empeño.

Ya en un  post anterior hablábamos de la desintoxicación digital sin dejar de estudiar, te recomendamos que le eches un vistazo. 

 

Tendrás más tiempo para estudiar

Uno de los ladrones de tiempo son las redes sociales, los mails y navegar de una página a otra buscando información.

Esto hace que pierdas un tiempo precioso que podías estar dedicándolo en estudiar realmente lo que tienes que estudiar.

 

Tu cerebro se ejercitará

 

efecto Google oposiciones

Si hay un músculo que vas a forzar durante el estudio de tus oposiciones ese es el cerebro.

Vas a tener que almacenar mucha cantidad de información.

 

 

Pero hay una buena noticia. Como el cerebro es un músculo, cuanto más lo ejercites más información vas a poder almacenar.

 

Trabajarás la memoria a largo plazo

Lo que harás es recordar y el recuerdo es lo que fortalece la memoria a largo plazo, ya que se van estableciendo nuevas conexiones neuronales.

Al recordar lo que haces es recuperar los datos archivados en tu cerebro, por lo que estás haciendo otras conexiones neuronales diferentes a cuando almacenaste esa información.

 

Relacionarás conceptos con mayor facilidad

Si te acostumbras a no delegar todo en Internet, tendrás más recursos para encontrar información, recordar y organizarte mejor.

Internet, al contrario de lo que parece, parcela la información.

Si tú te acostumbras a utilizar tu memoria, vas a tener más recursos para   poder percibir la realidad y la información que tienes que estudiar de manera diferente.

Será más fácil que relaciones conceptos e ideas, pues podrás tener una visión global de las cosas y no parcelas fragmentadas de información.

 

Tendrás mayor capacidad de análisis

Esto no quiere decir que tardes más tiempo en memorizar la información, sino que, dado a la rapidez con la que Internet te lleva de un sitio a otro, a tu cerebro no le da tiempo a procesar esa información de la forma en que deberías hacerlo.

Si lees un libro, si escribes a mano, si buscas en otros libros, te dará tiempo a analizar detenidamente en los conceptos y en las ideas y a relacionarlos unos con otros.

Esto no ralentiza el aprendizaje, al contrario, lo va a afianzar, lo recordarás mejor  y tendrás una mayor memoria a largo plazo.

 

Tomarás decisiones

Muchas veces la saturación de información lo que hace es paralizar la mente.

Estar saturado hace que no puedas pensar con claridad y si esto ocurre, no podrás tomar decisiones ni tendrás capacidad crítica.

Una racionalización de la información ayudará a que esto no ocurra.

 

Reducirás tu ansiedad

Muchas personas pueden experimentar ansiedad al sentirse desconectados del mundo, incluso si esto dura cinco minutos.

efecto Google oposiciones

La adicción al móvil y a todo lo que ello conlleva (redes sociales, mails, búsquedas, llamadas, mensajes, etc.) cada vez es mayor y desde edades muy tempranas.

Esta sobreexposición a tener tanta información a nuestro alcance  también  puede provocar momentos de ansiedad.

Te va a crear la necesidad irreal de tener que leer todo sobre un tema, pero puede que ese tema tenga más de un millón de entradas en Google.

¿Vas a leer todo? No es posible.

Así que lo mejor que puedes hacer es tomar información de varios sitios, no muchos que sepas que son veraces y aplicar la máxima de “menos es más”.

 

Di adiós a la multitarea

Limítate a dejar un tiempo solo para buscar información. Procura que ese tiempo no sea mucho.

Cuando acabes, olvídate de buscar más y céntrate en estudiar.

Puedes ampliar la información de un tema con lo que has buscado en la red, pero sin tener el navegador encendido (y te recomendamos que tampoco tengas el ordenador encendido).

 

Tu atención se focalizará solo en el estudio

El tiempo que podemos prestar atención completa y plena en el estudio es corto.

Por este motivo, si dejas atrás la multitarea y los ladrones de tiempo, tu atención será completa.

 Al principio puede que te cueste, pero como todo, es entrenar y en pocos días seguro que puedes lograr que el foco de atención esté solo en la información que tienes que memorizar.

 

Cambia de escenario

Aunque pienses lo contrario, no todo lo que buscas lo puedes encontrar.

Así que siempre es buena opción recurrir a los libros y a las bibliotecas para oxigenar tu cerebro, hacer que tu vista descanse de la luz azul y darte un paseo hasta la biblioteca, cosa que te va a ayudar a reforzar los contenidos estudiados.

 

Internet y sus buscadores llevan instalados en nuestras vidas desde hace un tiempo.

No tienen por qué ser algo perjudicial si se sabe, como todo, utilizar racionalmente y nos pueden ayudar mucho en nuestro día a día, así como en los estudios.

Sin embargo, si consigues evitar el “efecto Google” lo más que puedas en el estudio de tus oposiciones, vas a ver que tu estudio es más eficaz y perdurará más en el tiempo.

 

 

Toda la información que necesitas para aprobar una oposición