Elaborar tú solo todo el temario de tus oposiciones no es ninguna tarea fácil. Hace unos días estuvimos hablando sobre las ventajas e inconvenientes de ir a preparar la oposición a una academia o prepararlas por tu cuenta. Si eres de los que las quieres preparar por tu cuenta y, además, redactar tu propio temario, en el post de hoy te daremos algunos consejos para que lo hagas con éxito.

 

Algunas consideraciones previas

 

Conocimiento de la materia

Si la oposición no es sobre temas ya conocidos por ti, desde luego que te instamos a comprar el temario.

Estudiando una materia de la que ya tienes conocimientos previos puedes tener muchísimos más recursos para poder redactar tu propio temario de oposiciones.

En este caso puedes realizarlo con apuntes propios anteriores, bibliografía conocida, etc.

 

Tiempo

Embarcarte en la redacción de un temario es posible cuando, al  menos, tienes la oposición a un año vista.

Si compras el temario o vas a una academia, seguro que ahorras mucho más tiempo que puede servirte para estudiar.

Pero son muchas las personas que prefieren elaborarlo por su cuenta porque consideran que así va a ser mejor el aprendizaje, aunque pierdan, relativamente, más tiempo en tener el temario completo.

Decimos “relativamente” porque, por otro lado, redactar el temario es la mejor manera de estudiarlo.

 

Dificultad para encontrar la información

Sin embargo es cierto que se pierde mucho tiempo en encontrar el material e, incluso, hay veces que es muy difícil acceder a ello.

Puedes plantearte hacer también un mix: comprar el temario y ampliar o reformar los temas que menos te gusten cómo están explicados en el temario.

 

Otros temarios

Ten cuidado con temarios que te dejen o compres de convocatorias anteriores, porque en muy poco tiempo, algunos se quedan desfasados.

Algunos temarios son muy malos, por lo que siempre viene bien comparar, al menos, un par de ellos.

Sin embargo, aunque elabores tu propio temario, no está de más si consigues alguno anterior porque te puede servir de guía para redactar el tuyo.

Si sabes ya la fecha de examen y no has terminado el temario, considera comprar uno o buscar los temas que te faltan para que no te pille el examen con el temario sin terminar.

Otra cuestión a considerar es que si conoces a alguien que está en tu misma situación, podáis compartir información o realizar el temario a medias.

 

Cómo conseguir la información

 

redactar temario oposiciones

 

-En cuestiones legislativas, el B.O.E. es el lugar de referencia.

-Mira bien las páginas de ministerios, ayuntamientos y comunidades autónomas y organismos oficiales, ya que en ellos puedes encontrar mucha información respecto a tu  oposición:

*Legislación.

*Exámenes de convocatorias anteriores.

*Bibliografía

*Enlaces externos (siempre es conveniente mirar las páginas web a las que te remiten, ya que puedes encontrar en ella mucha información actualizada).

-Algunas academias, incluso sindicatos, liberan sus temarios, o parte de ellos. Pero ten mucho cuidado con esto ya que, normalmente, los temarios están obsoletos.

Incluso puedes encontrarte alguno con errores bastante grandes.

-Webs de sindicatos.

-Webs de academias.

-Utiliza diferentes buscadores. Además, saber buscar en Internet es imprescindible para encontrar la información que necesitas.

 

Consejos para redactar tu propio temario de oposiciones

 

 

Planifica el tiempo de redacción

 

redactar temario oposiciones

Si ya es importante la planificación cuando tienes un temario hecho,  imagina la importancia de tener todo bien atado cuando tienes que buscarte la vida para redactar todo el temario.

Si sabes, o calculas aproximadamente, la fecha del examen (y como te decíamos antes, con mucho tiempo a la vista), puedes hacer una estimación efectiva.

Imagina que tienes un año por delante. Puedes calcular medio año para la elaboración del temario y otros seis meses para estudiarlo.

Pero tienes que tener muy claro el tiempo del que puedes disponer al día. No es lo mismo que dispongas de dos horas al día que de ocho.

Además no tienes que olvidarte de todo el material que tienes que realizar después.

Deberás hacer resúmenes, esquemas, mapas mentales, flash card, audios, test o los exámenes.

 

Organización

 

redactar temario oposiciones

Como el temario lo vas a hacer tú y va a ser para ti, desde el primer momento puedes marcar una organización que sea coherente para ti.

Puedes organizar en bloques los temas que tienen entre ellos una relación. De este modo será más fácil seguir un  orden de redacción y de estudio.

 

 

Estructura del tema

Siempre tienes que tener presente que lo estás escribiendo para ti, por lo que puedes escribirlo con tus palabras y expresiones, pero no por ello tiene que ser caótico y mal estructurado.

Es imprescindible que sigas la misma estructura en todos los temas, ya que esta será la mejor forma de organizar el temario y de memorizarlo.

 

Guion del tema

-Número y título del tema

-Epígrafes del tema incluyendo cada apartado o subtemas del mismo en el que puedas encontrar todas las ideas que se van a desarrollar posteriormente.

Esto hará que de un golpe de vista sepas el contenido del tema.

 

Introducción

Haz una breve exposición del tema e interconéctalo con temas anteriores y posteriores.

Así no tendrás que perder el tiempo buscando posteriormente en medio del tema esta información.

 

Cuerpo del tema

Piensa muy bien antes de desarrollar el tema todo lo que vas a incluir en él (apartados, subapartados) y las palabras e ideas claves que vas a utilizar para su posterior desarrollo.

Crea apartados y subapartados cuanto más cortos mejor.

No escribas frases muy largas en las que te puedas perder cuando lo vuelvas a leer.

No te enrolles, ve directamente a lo importante. Ahorrarás mucho tiempo en la redacción y en el estudio.

Te servirá posteriormente para realizar esquemas y mapas mentales.

Puedes utilizar diversas tipografías, colores, dibujos… En definitiva, todo lo que te ayuden a  memorizar.

Destaca palabras clave, conceptos, leyes o artículos, etc.

Separa bien los párrafos y escribe con un tamaño de letra que no sea muy pequeño para que puedas leer con mayor facilidad.

 

Resumen

A modo de conclusión, realiza un pequeño resumen a modo de conclusión en el que repitas las palabras e ideas clave del tema.

No debe ser muy extenso.

 

Esquemas, mapas mentales y flash card

En los temarios que compras no se incluyen ni los esquemas ni los mapas mentales ni las flash card.

Haz un esquema con todos los contenidos clave.

Pero como es tu temario, añádelos para que, una vez terminado el tema, puedas repasarlo con mayor facilidad.

 

Bibliografía

Incluye los libros o autores que son importantes para el tema y de los que puedas extraer posteriormente más información si fuera necesaria.

 

Enlaces de páginas web

Este apartado, aunque en los temarios comprados no se suela incluir, es importante, ya que así sabrás de dónde has sacado la información o en qué otras páginas web puedes ampliarla.

 

Legislación

Si el tema en concreto tiene incluida legislación al respecto, haz un pequeño apartado para saber exactamente a qué leyes se hace referencia en él.

 

Exámenes o test sobre el tema

Para concluir, si puedes añadir en cada tema exámenes que elabores tú o que hayas encontrado en tu búsqueda de cada tema, es un punto añadido muy importante.

 

En resumen, si has llegado hasta aquí y todavía sigues pensando en redactar tu propio temario de oposiciones, esperamos que estos consejos sean útiles y para que lo lleves a cabo con mayor facilidad. 

¡Mucho ánimo!

 

Toda la información que necesitas para aprobar una oposición